La ciudad de Alicante es conocida por sus playas, su vida nocturna y sus monumentos históricos. Pero además ha sido una ubicación clave para la historia del cine, por ellos en este artículo te contamos los escenarios de película que puedes encontrar por Alicante.

Cine mudo en Alicante

La ciudad ha sido escenario de importantes estrenos en el mundo del cine desde que este era mudo. Una de las primeras fue Mientras arden las fallas, estrenada en 1929 y dirigida por Miguel Monleón.

Esta película muda cuenta la historia de una mujer de Alcoy que es invitada por su hermano, artista fallero, a la fiesta de las Fallas. Aunque la película se consideró un fracaso a nivel económico, fue rodada en su totalidad en la Comunidad Valenciana y Alicante se convirtió en uno de los escenarios clave para la grabación.

Otro título destacado es Los hijos mandan del mismo año y con Antonio Martínez a la dirección. Fue la última película de cine mudo español y se estrenó en el Central Cinema de Alicante a finales del 1930. También cabe destacar El héroe del cascorro (1929) de Emilio Bautista, que ya introducía intertítulos.

Documentales sobre la Guerra Civil

un skyline de Alicante de cine

El Puerto de Alicante situó a la ciudad como punto estratégico por su valor comercial durante el conflicto, y por ello sufrió duras consecuencias. La provincia perteneció al bando republicano hasta que al final de la guerra los sublevados conquistaron la última zona que les quedaba: Alicante.

Debido a esto, Rafael Gil eligió esta ciudad para rodar su documental Sanidad (1937) en el Hospital de Alicante, y Ametralladoras (1939).

Unos años más tarde, acabada ya la guerra, Basilio Martín Patino dirigió el documental Canciones para después de una guerra en 1976, y en él participaron grandes nombres como el de Lola Flores o Imperio Argentina.

Jesús Franco y el Castillo de Santa Bárbara

El conocido director de cine de terror eligió el Castillo de Santa Bárbara para ambientar El Conde Drácula (1970) y Drácula contra Frankestein (1972), en la que grabó escenas también en el Panteón de Quijano.

También grabó en Alicante algunas partes de El intérprete que vino de Akasawa (1971), con intérpretes como Fred Williams o Soledad Mirando.

Clásicos del cine moderno

Amanece que no es poco (1989) fue rodada bajo la dirección de José Luis Cuerda. Aunque la mayor parte de la película se grabó en Albacete, se dice que hay varias escenas rodadas en Alicante también. A lo mejor encuentras alguna localización de las que te hemos contado en el tráiler.

Pedro Almodóvar también eligió la ciudad para realizar uno de sus trabajos en 1994: Tacones lejanos. En este film participaron Victoria Abril, Miguel Bosé y Marisa Paredes.

Más tarde, en 1996 se rueda Tabarka en la Isla de Tabarca y su tráiler ya anticipa algunas escenas en las que se puede identificar el Mediterráneo.

Manolete (2006), con Penélope Cruz, Adrien Brody, Santiago Segura y Juan Echanove, se rodó principalmente en Acoy y en la Plaza de Toros de Alicante. Sorprendentemente, esta recreación de la vida del afamado torero Manolete no se llegó a estrenar hasta 2012.

También en 2006, el Castillo de Santa Bárbara se convirtió en un templo griego para rodar Astérix en los Juegos Olímpicos. En el film también hay escenas en el Cabo de Santa Pola y Xorret de Catí entre otros, y podemos ver a grandes personalidades como David Beckham, Zinedine Zidane o Michael Schumacher.

Alfonso Albacete y David Menkes hicieron la grabación de Mentiras y gordas (2009) casi al completo en el espacio conocido como Ciudad de la Luz, en la provincia de Alicante. Entre el reparto de esta taquillera producción encontramos nombres como el de Mario Casas, Ana María Polvorosa, Hugo Silva, Ana de Armas o Maxi Iglesias.

Última década

Por último, cabe mencionar otras películas más actuales que todos hemos visto y probablemente no sabíamos que estaban grabadas en Alicante.

Por ejemplo Santiago Segura rodó varias escenas de Torrente 4: Lethal crisis (2011) en el D’Angelo Palace; que por cierto, acabó teniendo problemas judiciales con la empresa tras el rodaje. Otras que seguro que también has visto son Lo imposible (2012) de Juan Antonio Bayona o El consejero (2013) de Ridley Sctott, con Brad Pitt, Penélope Cruz, Cameron Díaz y Javier Bardem. Y ambas fueron rodadas en la Ciudad de la Luz.