Descubre Alicante y todos sus encantos en este blog.

Desde el año 2017, Alicante abrió una puerta a la memoria histórica y abrió al público parte de sus refugios aéreos de la Guerra Civil que en ella se encuentran. Dada la importancia de la ciudad en aquella época, dispone de unos cuantos restos que ayudan a no olvidar una de las épocas más duras para la historia del país. Si quieres aprovechar tu visita a Alicante para conocer un poco más de cerca que pasó a finales de la década de 1930, esto es todo lo que necesitas saber y los sitios que debes visitar.

La historia

Como te habíamos adelantado, Alicante fue un punto de entrada muy significativo en cuanto al comercio se refiere. De ahí que, a día de hoy, se encuentren todavía restos de refugios antiaéreos de la época.

Por aquel entonces, el puerto de Alicante era uno de los mejores puntos de conexión con el exterior, siendo este uno de los más utilizados por los comerciantes madrileños. Aunque durante unos cuantos años, este aspecto benefició mucho a la economía local, en tiempos de guerra fue uno de los principales objetivos de los bombardeos. De hecho, la ciudad de Alicante fue una de las más afectadas durante la época de la Guerra Civil española. Aunque actualmente solo hay dos refugios como tales abiertos al público, desde la Concejalía de Memoria Histórica del ayuntamiento de Alicante se está trabajando en restaurar unos cuantos más.

Mercado Central de Alicante

Si quieres empezar una ruta por Alicante para conocer sus refugios antiaéreos, tu primera parada debe ser el Mercado Central de la ciudad. Y te preguntarás: ¿por qué? Bien, pues fue justo en esta plaza donde se produjo uno de los bombardeos más fuertes que azotó a la ciudad. Exactamente, se produjo un 25 de mayo de 1938, de ahí que la plaza se conozca a día de hoy como la plaza del 25 de mayo.

En el interior de este, encontrarás una placa conmemorativa de dicho bombardeo. Este causo más de 300 muertes, entre ellas sobre todo niños y mujeres, ya que el bombardeo se produjo en una de las horas de mayor afluencia. Además, si te fijas bien en el reloj, vayas a la hora que vayas, este siempre marca las 11:15h, ya que fue la hora en la que se produjo dicho suceso. Junto a él, también podrás observar la sirena antiaérea que no consiguió evitar los daños de aquel día.

Mercado Central Alicante Refugios Antiaereos

Refugio antiaéreo de la plaza de Balmis

Tu siguiente parada debe ser el refugio antiaéreo de la plaza de Balmis. Este, pese a ser de pequeñas dimensiones, tenía capacidad para 200 personas. Se encuentra exactamente en la plaza Balmis, 46, y se construyó gracias a la iniciativa privada de una Comisión Municipal de Defensa Pasiva, la cual también se encargó de construir 94 refugios más repartidos por toda la ciudad.

En su interior, encontrarás grandes salas con bancos corridos y una entrada a modo de submarino para evitar la contaminación de las bombas químicas lanzadas por aquel entonces.

Refugio de la Plaza de Séneca

Ubicado en el número 31 de la plaza de Séneca, tenía cabida para 1.200 personas. Es uno de los mejores, en cuanto a temas de restauración se refiere, ya que incluso se ha llegado a instalar altavoces que recrean el mismo sonido que se escuchaba allí en la época de la Guerra Civil española. Además, su amplitud permite que se organicen eventos y rutas para dar a conocer la historia del momento.

Pero si todavía quieres seguir conociendo un poco más de los ataques y vivencias que albergó la ciudad de Alicante por aquella época, dispones de las exposiciones y actividades organizadas en el Centro de Interpretación de la Guerra Civil en Alicante. Aunque fue una época muy dura para el país, sin duda alguna es una parada que te ayudará a comprender la historia de Alicante en la actualidad.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *