Descubre Alicante y todos sus encantos en este blog.

¿Sabías que la provincia de Alicante cuenta con más de 100 castillos en todo su territorio? Dada la importancia conferida al mar y, por ende, el auge del comercio en esta zona, se produjo un aumento de la riqueza que animó a los piratas berberisco, entre otros muchos, a atacar la zona. Por tanto, la construcción de castillos era el día a día de los territorios alicantinos. Como sabemos que 100 son muchos, hemos seleccionado los 6 mejores castillos de la provincia de Alicante para que organices tu propia ruta. Obviamente, hemos tenido que dejar de lado el Castillo de Santa Bárbara, ya que este podrás visitarlo sin tener que moverte de la propia ciudad de Alicante.

Castillo del Bañeres

Su origen se remonta al siglo XIII y fue construido de la mano de los almohades que allí habitaban. Está situado en el cerro del Águila, a 830 metros sobre el nivel del mar. Aunque su forma no es excesivamente regular, cuenta con dos espacios que consiguieron adaptar al terreno tan abrupto sobre el que se edificaron.

Su principal atractivo es la torre de 17 metros que lo corona, aunque también hay que prestar especial atención a los restos que aún se mantienen de su muralla. Actualmente, en su interior, se encuentra la sede del Museo Festero de Bañeres.

Castillo de Cocentaina

Situado en lo alto del cerro de San Cristóbal, este castillo fue construido a finales del siglo XIII y principios del XIV, con un estilo gótico valenciano militar.

En concreto, se trata de una torre de 13,5 metros, de base cuadrada, y 12 metros de altura en total, distribuidos en dos plantas: la primera con un patio de luces y dos habitaciones; y la segunda con las mismas estancias, aunque esta vez con ventanas al exterior.

Ha sido restaurado hace muy poco tiempo y, aunque no se puede llegar hasta arriba en coche, puedes dejarlo en el aparcamiento habilitado para ello, a tan solo 300 metros a pie del monumento.

Castillo de Cocentaina Los mejores castillos de la provincia de Alicante

Castillo de Guadalest

Aunque puede resultar lioso, recibe el mismo nombre que el municipio que ocupa el actual territorio. Ubicado en la Marina Baja, este pueblo ha mantenido desde entonces la misma estructura de la que gozaba en la época medieval. Fue declarado conjunto histórico-artístico en 1974 y está dividido entorno a dos barrios: el del castillo, protegido por la muralla antigua; y el del Arrabal, creado posteriormente para poder dar cabida al crecimiento de la población.

También desde allí, a través de sus múltiples miradores, podrás disfrutar de las fascinantes vistas al pantano y a las fortalezas del castillo de la Alcozaiba, ubicado en el dominio de la antigua Casa Orduña. A lo largo del pueblo, podrás seguir visitando espacios culturales de la época como la prisión medieval o el aljibe.

Castillo de la Atalaya

Ubicado en Villena, exactamente sobre el monte de San Cristóbal, es uno de los castillos más bonitos de toda la provincia de Alicante. Actualmente, ha sido declarado Bien de Interés Cultural y, gracias a sus numerosas restauraciones se conserva a la perfección.

Los encargados de construirlo fueron los árabes en el siglo XII, aunque no se sabe a ciencia cierta el año en el que se hizo. La robustez de la construcción es tal que, en tiempos de Jaime I, las tropas de este tuvieron que atacar tres veces al castillo para conseguir invadirlo.

Cuenta con tres puertas de acceso, una principal y dos más pequeñas y su estructura gira entorno a la plaza de armas, donde se localiza uno de los principales monumentos, la torre del homenaje. Esta se eleva por encima de todo el castillo y permitía vislumbrar los ataques desde allí.

Castillo de la Atalaya los mejores castillos de Alicante

Castillo de Sax

A 524 metros sobre el nivel del mar, este castillo se encuentra en lo más alto de la población de Sax, entre Elda y Villena. Los restos más antiguos allí encontrados datan de la época de los íberos y los romanos, aunque la actual fortaleza es andalusí.

Con una sola puerta de acceso en la zona norte, su planta es bastante irregular y se distribuye en dos zonas: la barbacana exterior que se utilizaba para la defensa de los puentes; y el cuerpo murado, dentro del cual estaba el gran albergue. A sus extremos, podrás observar las dos torres, que defendían al pueblo.

Castillo de Biar

Datado del siglo XII, este castillo de encuentra en el pueblo de Biar, en la comarca del Alto Vinalopó. Está catalogado como un Bien de Interés Cultural y, aunque existen evidencias de que este ya existía en la época musulmana, no fue hasta la época de Jaime I cuando cobró especial importancia.

Utilizado principalmente como cementerio, el castillo poco a poco fue cayendo en la ruina, aunque gracias a la ruta de los Castillos del Vinalopó, este empezó a gozar de más fama e incluso llegó a ser restaurado a finales del siglo XX.

Este se estructura entorno a dos parte: un recinto con cuatro torres semicirculares y otro espacio con cuatro estructuras cúbicas, además por supuesto de la torre del homenaje.

Como habrás comprobado, viajar al pasado en la provincia de Alicante es mucho más fácil de lo que imaginas. ¿Ya sabes por donde vas a empezar?

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *