Descubre Alicante y todos sus encantos en este blog.

En Alicante, hay un barrio que, ya sea por belleza, decoración, cultura o tradición, ha conseguido cautivar a todas las personas que por allí pasen. Hablamos del barrio de Santa Cruz y, por supuesto, debería de ser un imprescindible en tu próxima visita a la ciudad. Si no quieres perderte nada, no tienes de qué preocuparte. Hemos preparado esta guía donde te dejamos toda la información necesaria para visitar el barrio y no morir en el intento.

Historia

Es uno de los barrios más tradicionales de la ciudad de Alicante. Conforma lo que en la mayoría de las ciudades se conoce como el casco antiguo del municipio. Se sitúa a los pies del castillo de Santa Bárbara, en la ladera del Monte Benacatil para ser exactos.

Se originó entorno a la última mitad del siglo XVIII y utilizó la Torre de la Ampolla como punto de referencia para estructurarse. Aunque, unos cuantos siglos antes, cuando la ciudad estaba en manos de los musulmanes, habitaron esta zona, convirtiéndose en el primer núcleo urbano de la zona, conocido como Al-Laqant.

Gracias a la historia del barrio, este goza de la distribución que tiene en la actualidad, ya que sus estrechas y empinadas calles eran utilizadas por aquel entonces como vía de escape en los enfrentamientos.

calle barrio de Santa Cruz

Qué ver

El barrio de Santa Cruz ya sea la época del año que sea, es uno de los barrios con más encanto de toda la ciudad. La tranquilidad que se respira en sus calles, junto con la decoración azul y blanca de sus edificios, crean la atmósfera perfecta para conocer uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad.

Sus fachadas revestidas con azulejos y sus balcones llenos de macetas con flores, convierten al barrio de Santa Cruz es un pequeño remanso de paz en el centro de Alicante. Aquí, aunque la ciudad no tiene un tamaño excesivamente grande, consigue apartarte del ajetreo que cualquier centro de una ciudad española pueda tener.

Aunque el verdadero espectáculo y encanto del barrio es pasean entre sus laberínticas callejuelas, hay dos cosas imprescindible que no te puedes perder en tu visita.

Una de ellas es la ermita de la Santa Cruz, uno de los enclaves más importantes durante las celebraciones de la Semana Santa en la ciudad. Creada en el siglo XVIII, es una ermita humilde, sencilla y pequeña. Al ubicarse en un barrio cuyo origen, tal y como te hemos comentado, está ligado a los restos de la muralla de la ciudad, en su interior, exactamente en la nave central de la ermita, podrás encontrar restos de la época medieval de la ciudad. También en su interior, podrás ver la imagen del Cristo de la Santa Cruz, utilizado para procesionar el Miércoles Santo.

Desde allí, sobre todo en la parte alta, podrás conseguir las que para muchos son las mejores vistas panorámicas de la ciudad. ¡Ah! Y, ya que estás por la zona, no dudes en terminar tu visita por el barrio conociendo el castillo de Santa Bárbara, justo al lado de este pintoresco barrio.

Visites lo que visites, es decir, ya sea el barrio completo o tan solo una de sus callejuelas, lo que no puede faltar en tu visita es utilizar calzado cómodo. El barrio está ubicado en una zona bastante empinada y con muchas escaleras, así que, si no quieres morir en el intento deberías tener esto en cuenta.

Rincón barrio Santa Cruz Alicante

Las fiestas en el barrio

Aunque el barrio funciona como un pueblo y la mayoría de las personas que allí residen se conocen entre ellas, salen por la noche a tomar el fresco en la puerta de su casa y viven en el barrio desde siempre, hay dos momentos en el año en los que el barrio goza de una gran vitalidad:

  • Miércoles Santo de Semana Santa. Durante este día, salen desde la ermita de la Santa Cruz, cuatro pasos religiosos que procesionarán por las empinadas y estrechas calles del barrio. Aunque puedes pensar que es una procesión de Semana Santa sin más, lo curioso de estas es ver como consiguen trasladar las imágenes por espacios casi imposibles.
  • Cruces de mayo. Aunque no es una fiesta tradicionalmente alicantina, al igual que en muchos lugares de España, también goza de cierta popularidad. En casi todas las calles del barrio, podrás ver alguna cruz de claveles colgada en sus balcones durante cuatro días seguidos.

Aunque sabemos que es un barrio que vale más la pena visitarlo que te lo cuenten, estos son todos los detalles que debes tener en cuenta cuando por allí te encuentres. ¿Has pensado ya cuando vas a conocerlo?

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *