Cómo llegar Transporte

Cómo llegar a Alicante

Quien diga que no quiere venir a conocer a la capital de la Costa Blanca es porqué todavía no sabe lo que este territorio esconde. En cambio, si eres de esas personas que ya lo sabe y tiene claro en cuándo y con quién, ahora tan solo te falta saber el cómo. Aquí, te hemos preparado toda la información necesaria para que sepas como llegar a Alicante y no perderte por el camino.

Cómo llegar a Alicante en coche

Si tu opción es venir en coche, estás de suerte. Alicante se encuentra perfectamente conectada por autovía con el resto del territorio español a través de la A-70, siendo la A-77 la que desemboca en Alicante. También las carreteras N-330 (carretera de Alicante a Francia) y la N-340 (carretera del mediterráneo).

Elijas la opción que elijas y vengas de la zona que vengas, algo que la gran mayoría de los viajeros destacan es la belleza de sus paisajes, tanto por autovía como por las rutas que transitan por carreteras nacionales.

Cómo llegar a Alicante en autobús

La ciudad de Alicante cuenta con su propia estación de buses, ubicada en la calle Portugal, que ofrece conexiones tanto con otros puntos de la provincia, como con el resto de España e incluso el extranjero.

Desde allí operan las siguientes compañías con los siguientes destinos:

  • Alsa: Barcelona, Madrid, Valencia, Murcia, Sevilla, Algeciras, Pinoso, Almería, Valencia Pueblos, Pinoso, Almería, Callosa de Sarriá, Hellín, Santa Pola, Gijón, Murcia Pueblos, Ucrania, Hellín.
  • Agostense: Agost, Almoradí, Orihuela.
  • Globalia: Cartagena.
  • Subus: Alcoy, Villena, Crevillente, Bacarot, Pinoso, Jumilla, Torremanzanas, Monovar.
  • Baile: Santa Pola.
  • Interbus: Badajoz.
  • Lycar: Jaen.
  • Bilman Bus: Santander, Irún.
  • Ovanesovi: Bulgaria.
  • Jimenez: Zaragoza.
  • Costa Azul: Cartagena, Dolores.
  • Globalia: Cartagena.
  • Eurolines: Francia, Marruecos.
  • Serranica: Hellín.
  • Saiz Tour: Rumania.
Vista de la costa de Alicante

Cómo llegar a Alicante en avión

El aeropuerto de Alicante-Elche, también conocido como aeropuerto del Altet, es uno de los aeropuertos españoles con más tráfico de todo el país. De hecho, en 2019 recibió más de 15 millones de pasajeros, casi el doble que el aeropuerto de Valencia en el mismo período de tiempo.

Está ubicado a tan solo 10 km de casco urbano de Alicante, lo que convierte al avión en una alternativa más que factible para visitar la ciudad. Cuanta con vuelos directos nacionales desde ciudades como Barcelona, Bilbao, Gran Canaria, Ibiza, Madrid, Málaga, Oviedo, Vigo o Tenerife, entre otras muchas otras. En cuanto a vuelos internacionales directos, encontramos desde Argelia, Alemania, Austria, Bélgica, Bielorusia, Bulgaria, Dinamarca, Finlandia, Francia, Hungría, Irlanda, Islandia, Islas Feroe, Italia, Lituania, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Rusia, Suecia, Suiza y Ucrania.

Cómo llegar a Alicante en tren

La llegada del AVE (tren de alta velocidad) a la ciudad de Alicante supuso una auténtica revolución para el turismo ferroviario. A su estación de tren podrás llegar desde destinos como Madrid, Cuenca, Albacete, Palencia, Zamora, Tarragona y Barcelona, entre otros.

Ubica en una zona bastante céntrica de la ciudad, la avenida de Salamanca será un opción que puedas contemplar para venir a Alicante si te encuentras en una gran ciudad. Aunque la estación está en el centro urbano, puede resultarte un poco costoso llegar a tu alojamiento si vas cargado de maletas y equipaje para aprovechar tu aventura. Asi que puedes bien utilizar una de las líneas de bus urbano con para en la estación, o bien hacer uso de un taxi.

Cómo llegar a Alicante en barco

La opción de llegar en barco a Alicante tan solo se contempla si tu origen es las islas Baleares o Argelia, ya que son las dos únicas conexiones que ofrece el puerto de Alicante. ¡Ah! Allí, también hacen escala e incluso salida grandes cruceros para iniciar su trayecto por el mediterráneo. Si vas tu uno de esos ‘cruceristas’ que está por la ciudad para iniciar uno de sus viajes, por supuesto puedes contemplar la opción de llegar unos días antes y disfrutar de todo lo que esconde Alicante y su costa blanca.

¿Qué opción prefieres? Con todo esto claro, ahora tan solo te queda aprender a moverte por la ciudad.

Puede que también te guste