Descubre Alicante y todos sus encantos en este blog.

Por si no conocías este encantador pueblo, en este artículo te vamos a dar cinco razones para visitar Jávea, en caso de que necesites decidirte.

1. Por su magnífica ubicación

Este pequeño paraíso llamado Jávea se encuentra en la costa norte de la provincia de Alicante. Está situado exactamente en la comarca de la Marina Alta y muy cerca de Denia, Teulada, Benitachell y Gata de Gorgos.

Desde Alicante tardas una hora aproximadamente en coche, y actualmente se ha convertido en uno de los destinos turísticos más demandados. Una de las razones es por su accesibilidad y las buenas conexiones que hay establecidas para llegar, tanto en transporte público, como en carretera. Puedes tomar la salida de la AP-7 o la N-322.

Y si erres más tecnológico, te dejamos aquí la dirección para que el navegador te lleve solo.

2. Por sus miradores

atardecer en Jávea

Seguro que has oído hablar de la famosa ruta de los miradores de Jávea. Y es que no es para menos, este pueblo tiene 15 increíbles enclaves donde parar a admirar el paisaje Mediterráneo.

La Sierra del Montgó y el Cabo de la Nao son algunas de las maravillas que podemos apreciar desde estos spots. En sentido de norte a sur, empezando por el mirador de Molins, tenemos: Cap de San Antoni, Punta del Arenal, Sequia de la Noria, Cala Blanca, Caletes, Portixol, L´Illa, la Falzia, Cap Negre, Cap de la Nao, Pesqueres, Ambolo, Castell de la Granadella y La Granadella.

3. Por sus aguas cristalinas

razones para visitar Jávea: sus miradores

¿Sabías que tres de las playas de Jávea tienen Bandera Azul?

Las playas de este precioso rincón alicantino se suceden una tras otra por la costa, fundiéndose con escarpados acantilados y paisajes naturales sobrecogedores. Una de las certificadas con este galardón es la Playa de la Grava, formada por estas pequeñas rocas que le dan nombre y aguas cristalinas.

La Playa del Arenal y la famosa Cala Granadella cumplen también con las calidades e instalaciones necesarias para lucir la Bandera Azul. Aunque realmente cada una de las calas de este pueblo son un verdadero paraíso.

Por si quieres saber qué otras playas en Alicante tienen este galardón, aquí te lo contamos todo.

4. Por su oferta gastronómica

La base de la cultura gastronómica alicantina son los arroces, y Jávea no es para menos. Ofrece una variedad de sabores de mar, con excelentes pescados y mariscos frescos que combinana a la perfección con especial su forma de cocinar el arroz.

Arroz caldoso, negro, meloso, a banda, con costra… y no falta la clásica paella. Pero también tiene platos típicos que te sorprenderán, como el esgarrat, uno de los entrantes estrella en cualquier restaurante, el pulpo seco o sus exclusivas gambas rojas de la Lonja de Xàbia.

Si eres más de dulces, tus razones para ir son la Pelota dulce, la Coca María y la sopà o lletà, uno de los postres más tradicionales de esta zona de la Costa Blanca.

5. Por su pasado histórico

centro historico de Jávea

En 1244, tras el fin de la conquista musulmana, pasó a formar parte de la Corona de Aragón, y en 1397 se convirtió en parte del Marquesado de Denia cuando obtuvo el título de Villa. Para mediados del siglo XVI, el territorio del pueblo, era constantemente atacada por los piratas como muchas otras zonas clave de la Costa Blanca, debido a su posición estratégica.

Las murallas que se levantaron para defenderse de los corsarios, rodean lo que es hoy el Casco Antiguo de Jávea. En su interior te esperan calles empedradas, casas blancas con enrejados negros con volutas, y otros muchos edificios que te teletransportan a épocas pasadas.

Si estas cinco pedazo de razones no te han convencido aún para visitar Jávea, nada lo puede hacer.

En este artículo te proponemos una escapa a Eche, otro de los pueblos con encanto que puedes encontrar sin moverte de la provincia.

¿A qué estás esperando?

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *